Agujas y dedales

Como petición exclusiva, ha tocado renovar el hogar de decenas de agujas, un par de dedales y algún metro que otro de hilo.  Este es el aspecto final de este precioso costurero, el cual, y por mucho tiempo, acogerá a sus pequeños compañeros. Hemos reconvertido en decorativo algo que sólo era “práctico”. Enamorada de él.