Puff tras puff

¿Así que no necesitas esas dos cajas verdad?

El encanto de las cosas no siempre se ve a la primera, si fuera así este trabajo sería demasiado aburrido. En Memento Vivere rascamos la superficie para conseguir sacar brillo a cada pieza, convirtiéndola en algo único.